Terapia Fotodinámica (TFD)

laser

•    ¿Qué es la Terapia Fotodinámica (TFD)?
•    ¿Cómo se aplica?
•    ¿En qué situaciones se puede aplicar la TFD?
•    ¿Cómo es el tratamiento?
•    ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
•    ¿Debe seguirse algún cuidado posterior a la TFD?
•    ¿Es necesaria alguna visita posterior?


¿Qué es la Terapia Fotodinámica (TFD)?

La Terapia Fotodinámica (TFD) es un novedoso tratamiento selectivo para carcinomas superficiales de piel, lesiones precancerosas y un nuevo y amplio abanico de tratamientos para lesiones inflamatorias de la piel como, por ejemplo, el acné.


¿Cómo se aplica?

La Terapia Fotodinámica combina la aplicación de una crema (agente fotosensibilizante) al área de tratamiento que después es iluminada con una lámpara especial que activa aquella sustancia para finalmente eliminar la lesión a tratar. La crema se deja durante 3-5 horas para garantizar que las células afectadas de la lesión la absorban y la conviertan en otra sustancia sensible a la luz.

 

¿En qué situaciones se puede emplear la TFD?

La Terapia Fotodinámica puede emplearse en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer de piel como el carcinoma basocelular y enfermedad de Bowen o carcinoma escamoso in situ. Asimismo, esta técnica es útil para eliminar otras lesiones con un potencial de malignización como las queratosis actínicas y poroqueratosis. Finalmente, la TFD es una alternativa de tratamiento en pacientes con acné inflamatorio o acné rosácea que no responden a otros tratamientos o en aquéllos en que ciertos fármacos están contraindicados. Los resultados en estas dos últimas circunstancias han sido excelentes.

 

¿Cómo es el tratamiento?

El día del tratamiento se retiran las costras de la lesión, se aplica la crema y se deja cubierta durante 3-5 horas, según la crema empleada. Durante este período el paciente puede regresar a su casa o trabajo. A su regreso se retira la crema y se procede a iluminar la zona a tratar durantre aproximadamente 10 minutos. En la mayoría de los casos se requieren dos sesiones de tratamiento. Excepcionalmente pueden requerirse sesiones adicionales.

 

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

Durante la aplicación de la luz el paciente puede acusar picor, ardor, calor o dolor que se alivian con el uso de aire frío, agua fría en aerosol o algún anestésico de uso local. Después del tratamiento puede tener picor o ardor durante uno o dos días. Además, pueden aparecer inflamación, costras y piel bronceada que mejorarán durante los días siguientes.

 

¿Debe seguirse algún cuidado posterior a la TFD?

La herida debe mantenerse cubierta durante 48 horas, ya que durante este período el área tratada es sensible a la luz. El paciente puede ducharse normalmente, debiendo mantener seca la herida. En caso de dolor puede tomar paracetamol u otro analgésico que le prescriba el médico. También debe seguir los cuidados locales prescritos por el médico.

 

¿Es necesaria alguna visita posterior?

Sí, generalmente se programa una visita una semana después del tratamiento. En caso de requerirse una segunda sesión de tratamiento, en la visita de control se discutirá sobre el mejor momento para llevar a cabo el tratamiento complementario.